Consejos útiles

Fractura o contusión del pie.

Pin
Send
Share
Send
Send


Una fractura simple de falange cerrada con desplazamiento de fragmentos es un fenómeno raro en la traumatología práctica. Ocurren con traumas severos, acompañados de hematomas y aplastamiento de los ligamentos y músculos de las piernas. Mucho más a menudo con una fractura de los dedos, dos secciones del hueso roto se cruzan. La naturaleza similar de la fractura puede explicarse por el hecho de que los tejidos blandos del pie tienen un alto grado de elasticidad, los fragmentos se mueven y tiran durante el trauma. Se produce un acortamiento visual del dedo dañado, en el futuro crece de manera incorrecta.

En los niños, se observa con mucha más frecuencia cerrado con desplazamiento angular. El periostio, el tejido óseo en los niños es mucho más blando y elástico, a menudo las lesiones infantiles no se reconocen y se consideran un hematoma. Como resultado, el dedo no crece correctamente y permanece deformado. A menudo, la dirección del factor traumático es a lo largo del eje del dedo del pie, y la fractura es difícil de distinguir de un pie magullado.

La articulación toma la carga principal, se producen hematomas en los tejidos blandos, deformación del cartílago y se producen varias grietas en el área de la articulación. Una fractura cerrada es difícil de distinguir del daño sin desplazamiento. Sin embargo, con un examen completo, examen de rayos X, hay diferencias. En algunos casos, es posible detectar una fractura demasiado grande de los dedos de los pies retrospectivamente en las imágenes.

Cómo detectar daños sin desplazamiento

Las violaciones de la integridad del tejido óseo sin desplazamiento de fragmentos óseos se clasifican de manera similar:

  1. En la dirección del efecto traumático: transversal y longitudinal.
  2. Por la naturaleza de la línea de fractura: oblicua, helicoidal, etc.
  3. Por el mecanismo del factor traumático - directo e indirecto.

Con la naturaleza directa de la lesión, se distingue la única línea de fractura, visible en la imagen solo donde se aplica la fuerza. A menudo se observa la formación de fracturas secundarias, que se obtienen a una distancia del lugar del impacto directo y se forman bajo la influencia de la tracción muscular. En su mayoría, tales lesiones en los pies están emparejadas y, a menudo, se fusionan incorrectamente.

Según el número de fragmentos de los huesos de los dedos del pie, las lesiones son inastillables, simples o multifragmentadas. El primer tipo de violación de la integridad del hueso ocurre con una caída directa en la pierna. Si un objeto pesado opaco y liso actúa sobre los dedos de los pies, causa hematomas en los tejidos blandos y la formación de uno o dos fragmentos óseos. Si el golpe se recibe con un objeto desigual, se obtiene una lesión fragmentada de los dedos de los pies, a menudo con un carácter cerrado.

Síntomas de trastornos de integridad ósea.

Determinar la naturaleza del daño, el código ICD 10 y los principales signos clínicos es la tarea principal para proporcionar asistencia. Las preguntas se incluyen en los programas obligatorios de educación médica especializada. El reconocimiento oportuno de los síntomas de fractura permitirá al médico establecer el diagnóstico correcto y el código ICD 10, y proporcionar asistencia de emergencia correctamente. Esto depende directamente de cuánto hueso se fusiona después del daño.

Los síntomas de daño en el hueso del dedo del pie muestran similitudes con signos de daño en otras partes del cuerpo. Los signos se dividen en probables y confiables.

Los posibles síntomas incluyen:

  1. La aparición de dolor agudo en el sitio del daño.
  2. Hiperemia de la piel y edema que aumenta rápidamente. Con edema severo, no un yeso continuo, sino un refuerzo lateral.
  3. La posición del dedo se vuelve forzada.
  4. La temperatura de los tejidos blandos en el sitio de destrucción aumenta.
  5. Los movimientos libres en la articulación están significativamente obstaculizados o completamente ausentes.
  6. Si toca la punta de su dedo, se desarrolla un dolor agudo y agudo.

Con una lesión en el dedo del pie, el dolor siempre es soportable. Esto le permite distinguirlo del daño en la otra parte de la pierna. Cuando el síndrome de dolor es tan pronunciado que causa pérdida de conciencia en la víctima. El daño a los dedos de los pies prácticamente no conduce a tales violaciones. El dolor en estos casos se debe a dos mecanismos patogénicos: directamente en el período agudo después de golpear o caer sobre los dedos, duele el periostio, que se caracteriza por un alto grado de inervación. Gradualmente, comienza a desarrollarse un dolor sordo, dolorido o estallido en el sitio de la lesión. Su origen está asociado con un aumento en la hinchazón de los tejidos lesionados debido a un flujo sanguíneo deteriorado y signos de un proceso inflamatorio.

Si los hematomas de los tejidos blandos, la ruptura del periostio y la integridad ósea se ven afectados, en respuesta al dolor y el espasmo de los vasos, se liberan mediadores inflamatorios (serotonina, bradiquininas) en la sangre, lo que provoca el desarrollo de signos clínicos de inflamación. Las sustancias biológicamente activas causan atonía de pequeños vasos en el sitio del daño, provocan derrames de líquido desde el lecho vascular hacia el espacio intercelular de los tejidos blandos de la pierna.

Si toca suavemente la parte superior de un dedo roto en la dirección del eje, la acción responderá con un dolor agudo en el sitio del daño. El síntoma es fundamental para el reconocimiento de fracturas. El procedimiento de diagnóstico correcto le permitirá adelantarse con precisión si se ha recibido una lesión de tejidos blandos o si los huesos han sufrido. La fractura se caracteriza por dolor exclusivamente en el sitio de violación de la integridad del tejido óseo. Un hematoma con tal golpe no se manifiesta.

Sin embargo, al realizar los diagnósticos descritos, es importante recordar: si se sospecha el desplazamiento de fragmentos o un tipo de lesión lesionada, el procedimiento está estrictamente prohibido, puede empeorar la condición y aumentar el desplazamiento de fragmentos.

Síntomas confiables

Los signos que indican de manera confiable la presencia de daño óseo que no son similares a otras lesiones incluyen:

  1. A la palpación, se detecta la presencia de un fragmento de hueso roto.
  2. Un dedo roto se acorta.
  3. Hay movilidad ósea en lugares poco característicos.
  4. Visualmente, el hueso está deformado.
  5. A la palpación, es posible determinar la crepitación de los fragmentos.

Sentir las áreas dañadas del pie debe ser extremadamente cuidadoso. Es necesario guiar cuidadosamente con los dedos a lo largo del hueso dañado, presionando ligeramente para comprender cuántos fragmentos hay. Esto se hace a su vez en las superficies accesibles a la sensación. Es más fácil realizar investigaciones en áreas donde el hueso no es profundo y es fácilmente accesible para su examen y palpación.

Si el dedo se posiciona incorrectamente y se acorta en comparación con el simétrico en una pierna sana, la mayoría de las veces se convierte en evidencia de la penetración longitudinal de los fragmentos rotos.

La movilidad patológica de los fragmentos se determina simultáneamente con la presencia de fricción y deformación del eje óseo. Al principio, se supone que debe realizar una evaluación visual de la pierna lesionada y compararla con una sana. Luego se toma cuidadosamente el fragmento distal, se fija fijamente la proximal. Si durante el intento de desviar el fragmento distal del eje fisiológico normal, se puede realizar la acción, podemos hablar sobre la movilidad patológica existente. Al verificar, el crujido se determina por el oído.

No siempre es recomendable realizar un estudio para detectar signos confiables, los procedimientos causan dolor severo a la víctima. Los síntomas pueden identificarse mediante inspección visual o el movimiento desenfocado del paciente.

Tipos de fracturas de pierna

Las lesiones en las extremidades vienen en muchas formas. Dependiendo de esto, un tratamiento específico es adecuado para cada caso individual. Hay tales tipos de ellos:

El diagnóstico claro es fácil. Esto es posible para una persona que no tiene educación médica. Una herida abierta y la presencia de fragmentos en él indican esto.

La fractura con desplazamiento también es un diagnóstico fácil de diagnosticar; con él, un hueso deformado es claramente visible en el sitio de la lesión.

Durante la determinación del tipo de daño es imposible realizar movimientos innecesarios. Al sondear daños con fragmentos, esto debe hacerse con extrema precaución. No puede hacer ningún movimiento para desplazar fragmentos de hueso.

La fractura es una de las lesiones más difíciles, y su tratamiento requiere un enfoque responsable. Una pierna fracturada entre todos esos ...

Lo más difícil de diagnosticar es el tipo cerrado de lesión. Puedes entender esto usando dos métodos:

  • Para esto, se usa el síndrome de carga axial, que consiste en una presión no fuerte sobre la pierna lesionada.
  • Con la ayuda de un ligero golpeteo en el pie, se determina el lugar del daño y se desprende un dolor intenso.

El diagnóstico final se realiza solo después de una radiografía.

Es muy difícil determinar el tipo y la naturaleza de una lesión de rodilla debido a su estructura compleja. Antes de hacer un diagnóstico preciso, para evitar complicaciones de lesiones, es necesario proporcionar al paciente toda la propiedad de la pierna lesionada.

Signos de una fractura

Una lesión acompañada de una violación de la integridad del hueso o del periostio se considera una fractura. Independientemente de su naturaleza y tipo, se observan los siguientes síntomas:

  • Dolor intenso durante una lesión que no disminuye después de unas pocas horas. A veces el dolor, por el contrario, aumenta.
  • A un ritmo acelerado, se observa un aumento en el edema, que se acompaña de hematomas graves. La hinchazón se forma después de 2-3 días después de lo que sucedió. Hay algunos tipos de daños cuando la hinchazón no se repara en absoluto.
  • Intentar pararse sobre una pierna dañada o tomar algo con una mano lesionada provoca dolor intenso. Con una costilla rota, es muy difícil para el paciente inhalar o girar el torso.
  • El desplazamiento de los fragmentos óseos se determina fácilmente. Hay deformación y acortamiento de la extremidad lesionada. O, por el contrario, se vuelve más saludable. Se escucha un crujido durante el trauma y al sentir. Para el daño con desplazamiento, la movilidad patológica de la extremidad es característica.
  • Con una fractura abierta de las extremidades, se ve una herida sangrante, desde la cual se ven los huesos rotos.
  • Al tocar el talón, si se sospecha una fractura en la pierna, se siente un dolor intenso, agudo y a veces insoportable en el sitio de la lesión.

Las lesiones de las extremidades inferiores a menudo conllevan la aparición de edema severo. Después de quitar el yeso, tal reacción ...

Síntomas de hematomas

Cuando se lesionan, los tejidos blandos se lesionan, pero permanecen intactos. Los siguientes síntomas son característicos de esta lesión:

  • El dolor que apareció inmediatamente después del hematoma disminuye gradualmente con el tiempo.
  • La hinchazón está aumentando. Al levantar un miembro magullado ligeramente hacia arriba, la hinchazón se vuelve más pequeña.
  • y el dolor no permite el libre movimiento de las articulaciones cercanas.

Tales síntomas pueden acompañar a fracturas, especialmente si no hay desplazamiento. Solo un especialista puede distinguir correctamente una fractura de un hematoma. Al mismo tiempo, los métodos de diagnóstico modernos vienen al rescate: radiografía y tomografía computarizada. No hay necesidad de bromear con tal daño. Es mejor no automedicarse e inmediatamente buscar ayuda médica.

Cómo distinguir una fractura de un hematoma

Por lo general, los médicos calificados se ocuparán de este problema. Pero a veces hay momentos en que no hay forma de llegar al hospital, y para primeros auxilios es necesario comprender la naturaleza de la lesión.

Una fractura abierta no causa dificultades en el diagnóstico. Es mucho más difícil tener una fractura cerrada, especialmente con síntomas mínimamente pronunciados.

Vale la pena señalar los siguientes signos, con los que puede determinar una fractura o lesión en una persona:

  1. Con un hematoma, se siente dolor, pero es tolerante y desaparece gradualmente. La fractura se acompaña en muchos casos de dolor intenso, que solo empeora con el tiempo.
  2. De las manifestaciones externas con hematomas, se observa una ligera hinchazón y la presencia de un pequeño hematoma. La fractura suele ir acompañada de hinchazón severa, deformidad ósea y un hematoma claramente visible.
  3. Durante la palpación con hematoma, el dolor se intensifica, con una fractura, el sonido de un crujido se agrega a este síntoma.
  4. Un hematoma no limita una extremidad en movimiento. Cuando una fractura se da más difícil. Si la actividad motora, por ejemplo, de los dedos de una pierna rota, no desaparece, entonces es imposible elevarla, esto causa un dolor increíble.
  5. Un hematoma no afecta el bienestar general. En una fractura, una persona puede sentirse satisfactoria, o puede experimentar un fuerte shock de dolor, del cual solo pueden salvarse los analgésicos.

Con qué médico contactar

En caso de contusión o fractura, es necesaria una consulta especializada. Para hacer esto, busque ayuda en traumatología o cirugía. Un ortopedista-traumatólogo está involucrado en el tratamiento, pero el cirujano también puede hacer frente a la tarea.

Las extremidades superiores son propensas a sufrir traumatismos. Una de las lesiones más típicas es un brazo magullado en el área entre la articulación del codo y la muñeca. Anatómicamente, esta área se llama antebrazo. A pesar de la aparente simplicidad de la lesión y la facilidad de la lesión, una afección dolorosa puede limitar la calidad de vida durante unas pocas semanas. Además, las consecuencias de algunas lesiones pueden persistir durante un largo período, lo que lleva a una función grave de las extremidades deteriorada.

Shulepin Ivan Vladimirovich, traumatólogo-ortopedista, categoría de calificación más alta

Experiencia laboral total de más de 25 años. En 1994, se graduó del Instituto de Rehabilitación Médica y Social de Moscú, en 1997 completó un programa de residencia en el campo de la traumatología y la ortopedia en el Instituto Central de Investigación de Traumatología y Ortopedia con el nombre de N.N. Prifova

Una afección dolorosa es una lesión traumática en todos los tejidos del antebrazo sin destruir las estructuras óseas. Los músculos, el tejido subcutáneo y también los vasos y nervios ubicados en esta área generalmente sufren. La principal causa de lesiones en las manos es el trauma debido al contacto directo y fuerte de esta parte del cuerpo con una superficie dura.

El problema más común ocurre en las siguientes situaciones:

  • al caer en la mano
  • con una lesión en el nudillo durante el combate de atletas o en una pelea callejera,
  • al golpear una superficie dura
  • durante el manejo descuidado de equipos en una residencia de verano,
  • como resultado de la compresión por dos objetos sólidos.

Dado que las manos son una parte integral de la vida de una persona activa, a menudo están traumatizadas en el proceso de actividades domésticas o deportivas. Las lesiones en las manos ocurren regularmente en las siguientes poblaciones:

  • niños
  • jardineros y jardineros,
  • cerrajeros y carpinteros,
  • Atletas
  • personas mayores
  • automovilistas

El mecanismo de lesión es siempre el mismo: como resultado de un fuerte contacto con una superficie dura, se dañan los tejidos blandos del antebrazo. Esto conduce a la ruptura de pequeños capilares, la destrucción de las fibras nerviosas, así como al daño muscular. Como resultado de una violación de la integridad de la pared vascular, se forman hematomas locales y, en el área de la lesión, se forma y aumenta el edema.

Las principales manifestaciones de contusiones.

El problema siempre es el resultado de una lesión aguda, por lo que todos los síntomas se desarrollan inmediatamente después de recibirlo y luego progresan. El antebrazo se caracteriza anatómicamente por una pequeña capa de grasa subcutánea, por lo que con hematomas, la probabilidad de daño a los troncos nerviosos y vasculares es alta. En la misma área hay estructuras óseas de la articulación de la muñeca y pequeñas articulaciones de la mano.

Las manifestaciones clínicas del hematoma son las siguientes:

  • dolor severo en el área del daño que se irradia al hombro, la mano o incluso a la región axilar,
  • hinchazón de los tejidos del antebrazo,
  • enrojecimiento de la piel, que luego se convierte en una cianosis duradera,
  • disfunción de la extremidad,
  • la imposibilidad de trabajar con pincel,
  • entumecimiento y parestesia de la extremidad superior distal.

Un hematoma puede capturar los huesos de la muñeca, el codo y también partes adyacentes de la extremidad: el hombro o la falange de los dedos. En este caso, existe una fuerte restricción de la función de la mano, está adormecida, ya que la condición dolorosa se acompaña de daño a las estructuras nerviosas en un área grande.

El síntoma principal que hace que el paciente busque ayuda médica es el dolor. Inicialmente, su fuerza se determinó directamente por un fuerte golpe y luego persiste debido a la formación de un hematoma.

Cualquier daño al hueso radial aumenta el dolor, pero no hay fracturas visibles con hematomas. Una hinchazón de la mano debido al edema masivo causado por la circulación sanguínea deteriorada y el drenaje linfático permanece durante varios días.

A medida que se restaura la función de la mano, el dolor desaparece al principio y luego se hincha, y solo entonces aparece el color normal de la piel. Sin embargo, los moretones pueden persistir durante mucho tiempo, ya que su reabsorción depende en gran medida de las características individuales de los parámetros sanguíneos y la fuerza del efecto traumático.

Hay tres grados de severidad de un brazo magullado. A continuación se presentan sus principales diferencias.

  • Ligero hematoma. La lesión se limita a un área pequeña. Las estructuras óseas y los grandes vasos no están dañados. Todas las manifestaciones clínicas desaparecen en 2 semanas.
  • Un hematoma de gravedad moderada. Hinchazón y dolor pronunciados. Hay un hematoma, que se caracteriza por un curso persistente. Отдельные участки размозжения мягких тканей. Костные структуры интактны. Реконвалесценция наступает в течение месяца.
  • Тяжелый ушиб . Признаки размозжения мягких тканей и повреждения надкостничных структур. Резкие боли, длительный отек, поражения нервных стволов и магистральных сосудов. A menudo hay complicaciones que requieren tratamiento quirúrgico. La reconvalecencia es larga, los síntomas de intoxicación general duran hasta una semana y la recuperación demora hasta 3 meses.

Un hematoma grave no se puede curar rápidamente, ya que a menudo los trastornos neurológicos (una mano se adormece) persisten durante mucho tiempo y la función de las extremidades disminuye.

Un hematoma de larga duración tiene un alto riesgo de infección, lo cual es peligroso para el desarrollo de inflamación flemonosa. Como resultado, la osificación a veces ocurre, lo que hace que los músculos sean duros, mal funcionales y requiere cirugía.

Una de las variedades de la patología de las partes distales del brazo es un hematoma en el puño. Surge como resultado del contacto directo de una extremidad en un estado comprimido con un objeto sólido. Como resultado, se forma un sello muy doloroso en el dorso de la palma de la mano debajo de la articulación de la muñeca. Esta protuberancia después de una huelga dura mucho tiempo, ya que es consecuencia del aplastamiento de los tejidos blandos y el edema local que ha surgido. Como resultado, los osificados se forman en este lugar, que se extirpan quirúrgicamente.

Cómo distinguir las manifestaciones de un brazo magullado de una fractura

La primera pregunta que una persona lesionada es la exclusión de una fractura. La siguiente tabla discute las principales características distintivas de estos procesos patológicos.

Síntoma / naturaleza de la lesiónBrazo magulladoFractura
DolorModerado, agravado por movimientosMuy fuerte, casi insoportable, posible shock traumático
Apariencia de la extremidadNormal, no se observan cambios en la formaDeformación clara del brazo en la zona de fractura, posición no natural de la extremidad.
Función de la manoGuardado pero reducido debido al dolorMovimientos de extremidades imposibles
Fragmentos de huesoExteriormente no visibleClaramente definido por palpación y visualmente
RadiografíaNo se detectaron cambiosFragmentos de fragmentos óseos son claramente visibles.

A menudo es imposible determinar exactamente si hay una fractura basada solo en datos clínicos. Debido a la sensibilidad individual del cuerpo, el dolor puede ser muy difícil de tolerar, y la compactación del tejido después de la contusión puede simular una fractura. Por lo tanto, es imprescindible contactar a la sala de emergencias lo antes posible para un diagnóstico completo del problema.

Diagnóstico de lesiones en las manos.

En la mayoría de los casos, un hematoma no es mortal. Sin embargo, en el proceso de diagnóstico, es importante distinguirlo de otras lesiones graves: fracturas, esguinces o rupturas de músculos y tendones. Por lo tanto, además del examen clínico y el estudio de los detalles del daño, está indicado el examen instrumental. A continuación se detallan las etapas principales de la búsqueda de diagnóstico.

  • Radiografía del antebrazo. Ayuda al médico a comprender si hay un hematoma o fractura de la extremidad, ya que las estructuras óseas son claramente visibles durante el examen.
  • Ultrasonido El método proporciona diagnósticos del estado de los tejidos blandos: la presencia de hematomas, roturas musculares o tendones.
  • Tomografía computarizada Si quedan preguntas de rayos X con respecto a problemas con las estructuras óseas, entonces debe estudiarlas en capas. Esto está garantizado por la TC del antebrazo.
  • Resonancia magnética Este método exacto rara vez se usa, pero es indispensable en el diagnóstico de procesos que ocurren en los tejidos blandos. La resonancia magnética ayuda a entender si hay un hematoma o tensión muscular, pequeñas rupturas de tendones y hematomas ocultos.

Además, los análisis de sangre se utilizan para evaluar el nivel de hemoglobina y los indicadores de fase aguda. La búsqueda diagnóstica completa se lleva a cabo en poco tiempo, ya que es necesario evaluar la gravedad de la lesión.

Principios generales de atención de emergencia para el tratamiento de manos magulladas

Dado que la reacción del cuerpo al trauma resultante se desarrolla especialmente rápidamente en minutos, es necesario proporcionar rápidamente primeros auxilios calificados. Incluye los siguientes puntos:

  • libera tu mano de la ropa
  • aplicar frío: si es hielo, no sobre la piel, sino a través de una toalla o vendaje,
  • para proporcionar inmovilización, ya que es muy problemático distinguir visualmente los signos de lesión de una fractura,
  • administrar un anestésico: el diagnóstico en una institución médica no se basa en las sensaciones subjetivas del paciente, por lo que está justificado tomar analgésicos,
  • transporte a un hospital para su examen por un médico y radiografía.

Para garantizar el frío, es mejor usar compresas con agua, cambiando periódicamente el vendaje.

Tratamiento tradicional para lesiones de manos en el hogar.

Por lo general, una mano magullada requiere tratamiento en el hogar, ya que solo los pacientes son hospitalizados con sospecha de lesiones graves o si es imposible excluir el daño a los grandes vasos. Las pautas generales de tratamiento incluyen:

  • tomando analgésicos, con mayor frecuencia del grupo AINE (diclofenaco, naproxeno, nimesulida),
  • vendaje elástico para mejorar la reabsorción del hematoma,
  • terapia externa para extirpar el tumor: anticoagulantes y reparantes (heparina, dexpantenol),
  • en presencia de daños en el sistema nervioso: vitaminas y agentes antiespasmódicos,
  • En presencia de una pronunciada reacción emocional del paciente: sedantes.

Si la mano está hinchada en el niño y le duele, entonces es necesario restablecer su actividad en el menor tiempo posible. Las compresas con solución salina fría, los geles externos para la reabsorción de hematomas y los analgésicos del grupo de paracetamol ayudarán. Si no son demasiado efectivos, solo se puede usar ibuprofeno a partir de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Los principios del tratamiento de las manos magulladas en la caída o después de un fuerte golpe prácticamente no difieren. La condición más importante para una recuperación rápida es el uso de frío en los primeros minutos después de una lesión. Esto limitará el tamaño del hematoma, que curará y restaurará rápidamente la actividad de la extremidad superior.

Recuperación después de un brazo magullado y posibles consecuencias.

El problema no se aplica a lesiones graves, por lo que la convalecencia ocurre dentro de los 10 a 14 días. Los moretones se disuelven, durante la rehabilitación se vuelven amarillentos, y luego solo queda un área hiperpigmentada en la piel.

Sin embargo, como resultado de un hematoma, las consecuencias a largo plazo pueden persistir. Estos incluyen:

  • supuración de un hematoma
  • compresión de las estructuras medianas de la mano, lo que conduce a un deterioro de la circulación sanguínea y la inervación de la extremidad,
  • osificación de los músculos: una compactación dolorosa en los tejidos blandos que impide los movimientos activos,
  • daño a los nervios y vasos sanguíneos.

Las consecuencias de una mano magullada ocurren con mayor frecuencia después de una caída, ya que el mecanismo de la lesión está asociado con el efecto del peso corporal en la extremidad superior. Todas las complicaciones son tratables, pero la rehabilitación a veces aumenta a 6 meses. El proceso de tratamiento incluye medicamentos que aumentan el flujo sanguíneo a las extremidades, así como también mejoran el tejido nervioso trófico (vasodilatadores periféricos, relajantes musculares y vitaminas). A veces, el tratamiento quirúrgico es necesario para eliminar los sitios osificados.

Conclusión

Por lo tanto, un brazo magullado es una lesión dolorosa que puede privar permanentemente a una persona de la capacidad de trabajo. Las consecuencias del daño en el antebrazo pueden permanecer durante muchos años, interrumpiendo la función de la extremidad. La osificación muscular es especialmente peligrosa, lo que lleva a la aparición de sellos dolorosos en el sitio de la lesión. En ausencia de complicaciones, un brazo magullado desaparece en 2 semanas y los casos graves duran hasta 3 meses. Cuanto antes se le brinde al paciente atención calificada, más rápido será el resultado favorable de la lesión. En la mayoría de los casos, el tratamiento conservador da un resultado positivo y proporciona un buen pronóstico para una recuperación rápida.

Si el dolor en la mano no desaparece, el consejo de un médico

Nadie está a salvo del daño físico. Si tal situación ha ocurrido y la lesión debido a sensaciones subjetivas es lo suficientemente grave, debe consultar inmediatamente a un médico. Sin embargo, pasará algún tiempo antes de reunirse con el médico, y se necesitan primeros auxilios de inmediato. Para actuar adecuadamente ante la situación, debe comprender la diferencia entre un hematoma y una fractura ósea.

Diferencias entre una fractura y un hematoma

Un hematoma es un trauma interno del tejido, en el que no hay violación de la integridad de los huesos y la piel. Los moretones ocurren como resultado de caídas u otras tensiones mecánicas en el área dañada.

Como resultado de un hematoma, los tejidos y órganos ubicados en el área afectada están dañados. En el caso de hematomas severos, se producen hinchazones y hematomas alrededor del área dañada, y la extremidad inferior en sí misma pierde su movilidad normal.

Con una fractura, se produce una violación total o parcial de la integridad del hueso. En este caso, la lesión también afecta los tejidos vecinos, incluidos los músculos, la piel, los vasos y las terminaciones nerviosas.

Las fracturas ocurren por las siguientes razones:

  • El impacto de una fuerza externa suficientemente potente, que es suficiente para destruir el hueso,
  • El efecto de una pequeña fuerza en el contexto de una enfermedad que debilita la estructura del tejido óseo.

Las violaciones de la integridad de los huesos están cerradas (con mayor frecuencia) y abiertas. Con una fractura abierta, se produce un traumatismo en la piel y sangrado. El hueso roto generalmente es visible en la superficie de la extremidad. Con una fractura abierta, además de la destrucción ósea, se produce la ruptura de la piel y los ligamentos.

Si se cierra la violación de la integridad del hueso, la piel permanece intacta y no se detectan signos externos de sangrado. Sin embargo, el hematoma por hemorragia interna es posible.

¡Presta atención! El hematoma es uno de los síntomas de una fractura. Sin embargo, si se trata de una fractura de cadera, puede aparecer un hematoma en el segundo o incluso el tercer día, ya que el fémur está rodeado por una capa muscular y grasa importante.

Fracturas y hematomas tienen muchos síntomas similares. Para distinguir dos tipos de lesiones entre sí, se recomienda prestar atención a los siguientes síntomas:

  1. En violación de la integridad del hueso, el dolor no disminuye e incluso puede aumentar con el tiempo. Además, el dolor está presente incluso en un estado de reposo completo, ya que los fragmentos óseos presionan los tejidos blandos. Como resultado de la presión de los fragmentos, la musculatura se contrae por reflejo, tratando de volver a su posición original, pero esto no se puede lograr debido al dolor agudo. Con un hematoma, el síndrome de dolor generalmente es menos pronunciado y disminuye gradualmente.
  2. En caso de fractura, se observa una inflamación máxima en 2 a 3 días. Con un hematoma, el edema aparece casi inmediatamente después de una lesión.
  3. Si se rompe el hueso, la actividad motora de la extremidad se bloquea debido a un poderoso síndrome de dolor. La pierna es casi imposible de estirar.
  4. Si la fractura se acompaña de un desplazamiento, entonces se nota una deformación evidente en la pierna. Además, en algunos casos, la longitud de la extremidad dañada cambia en comparación con una pierna sana.
  5. Al sondear el área lesionada, el paciente puede sentir un crujido por los fragmentos óseos.

Fractura de dedo

En caso de fractura de un dedo en la pierna del paciente, sigue un dolor incesante. Los dedos de los pies y las piernas se hinchan y aparece un hematoma debajo de la piel. El dedo no puede doblarse. Lo mismo se aplica al pie: el dolor y la hinchazón limitan la posibilidad de su movilidad. Quizás la desviación del dedo en una dirección inusual. El dedo puede colgar, creando la sensación de que solo descansa sobre la piel.

Poco a poco, la hinchazón aumenta y el dedo se vuelve visualmente más corto. Si siente el sitio de la fractura, puede encontrar un hueso sobresaliente. Caminar con una fractura de dedo es muy doloroso, y el dolor se siente en cualquier parte del pie, incluso si depende del talón.

Huesos metatarsianos

Los síntomas de una fractura ósea metatarsiana son:

  • dolor al intentar caminar y palpar el pie,
  • deformidad del pie,
  • la hinchazón captura ambos lados del pie y se mueve hacia el tobillo,
  • las sensaciones dolorosas se intensifican no solo cuando descansa sobre el pie, sino también cuando se gira,
  • Deformidad severa del pie.

Fractura de cadera

Las violaciones de la integridad del hueso fémur no ocurren con mucha frecuencia, solo en aproximadamente el 6% de las fracturas. Sin embargo, en las personas mayores, tales lesiones son las más comunes: alrededor del 40% de todas las lesiones de este tipo.

En caso de daño al cuello femoral, se siente dolor en la ingle y la articulación de la cadera. En este caso, aunque con la ayuda de la palpación es posible intensificar el dolor, un ataque agudo no provoca palpación.

Con las fracturas de cadera trocantérea, el dolor es mucho más pronunciado, aumentando con un cambio en la posición del pie. La extremidad misma se gira hacia afuera. En caso de desplazamiento óseo, una pierna rota se vuelve visualmente más corta. Una pierna dañada no se puede levantar de la superficie, incluso con el máximo esfuerzo.

En violación de la integridad del hueso del tipo inyectado, el síndrome de dolor se manifiesta no tan obvio. Muy a menudo, las víctimas perciben la lesión como un hematoma, porque, a pesar del dolor, pueden caminar.

Las lesiones de cadera se determinan solo mediante un examen instrumental con rayos X y resonancia magnética.

Ayuda con lesiones

En primer lugar, debe entenderse que, a pesar del hecho de que la fractura y el hematoma difieren en los síntomas, no se puede hacer un diagnóstico preciso sin una radiografía.

  1. Se aplica un objeto frío (hielo o compresa) al área lesionada.
  2. Cuando el daño de la piel toma anestésicos.
  3. Ungüentos antiinflamatorios ayudan. Estos medicamentos alivian la hinchazón, el dolor y la hinchazón.

En promedio, el período de rehabilitación después de un hematoma toma de 1 a 2 semanas. Si el hematoma no ha desaparecido durante el período indicado, hay motivos para preocuparse y debe consultar a un médico. En algunos casos, la cirugía puede incluso ser necesaria.

Asistencia para fracturas

En caso de fractura de la extremidad, se debe proceder de acuerdo con el siguiente algoritmo:

  1. Brinde paz a la víctima.
  2. Aplique una compresa fría o hielo en la pierna lesionada.
  3. Si el transporte al hospital se realiza solo, el paciente está acostado. Después de eso, la extremidad lesionada se ata a una pierna sana. Las piernas están conectadas en dos lugares: arriba y debajo de la fractura.
  4. Si por alguna razón el paciente no puede ser transportado

    ¿Qué investigación se está haciendo?

    A menudo, una lesión visual no se reconoce mediante inspección visual. El dolor leve lleva al hecho de que el paciente no sospecha una fractura, no consulta a un médico, como resultado, una fractura cerrada no crece juntas correctamente.

    Para un diagnóstico confiable, es necesario realizar un examen de rayos X del pie en varias proyecciones. Según la imagen, el médico podrá determinar la naturaleza de la lesión, comprender cuántos fragmentos han resultado y sugerir cuánto tiempo llevará curar el daño.

    Fractura o contusión de los dedos de las extremidades superiores e inferiores: daño común. Debido a errores de diagnóstico, las fracturas a veces se consideran hematomas o esguinces. El resultado es el desplazamiento de fragmentos, la fusión inadecuada de los huesos, la función deteriorada del brazo o la pierna.

    Con lesiones en las extremidades, se requiere un diagnóstico oportuno y completo para prescribir una terapia adecuada. Es importante que los pacientes conozcan los síntomas característicos que ayudan a distinguir una fractura de un hematoma.

    Diagnóstico de lesiones por cepillo

    La proporción de lesiones en las manos es de aproximadamente el 25% de las lesiones, el riesgo de lesiones aumenta en el lugar de trabajo y en algunos deportes. El principal método de diagnóstico es examen de rayos x , que ayuda a determinar la patología específica en el paciente: un hematoma, dislocación o fractura. En casos difíciles se usa computadora o resonancia magnética .

    Un traumatólogo está involucrado en el diagnóstico de lesiones, y el paciente mismo puede sospechar patología cuando aparecen los síntomas característicos.

    Síntomas de hematomas

    El cepillo está representado por la muñeca, el metacarpo (su parte media) y las falanges de los dedos. La muñeca y la muñeca se dañan al caer sobre los brazos extendidos. Cuando estas estructuras están magulladas, lo siguiente síntomas :

    • dolor severo en el sitio del impacto,
    • hinchazón del pincel
    • daño en la piel (abrasiones, contusiones),
    • violación de movimientos: flexión y extensión.

    Las falanges de los dedos a menudo se lesionan en niños y atletas (jugadores de baloncesto, jugadores de fútbol, ​​fanáticos del hockey). Los síntomas de un hematoma en la falange del dedo incluyen:

    • dolor en el punto de aplicación de la fuerza,
    • hinchazón del dedo
    • enrojecimiento, azul de la piel,
    • abrasiones, hemorragias subcutáneas,
    • difícil flexión-extensión del dedo.

    ¡Presta atención! Con un hematoma, la presión sobre el dedo a lo largo del eje (desde arriba sobre la almohada) no causa un fuerte aumento del dolor. Los síntomas desagradables se reducen después de aplicar objetos fríos o hielo, aplicando ungüento con AINE. Los moretones se caracterizan por una dinámica positiva en 2-4 días (reducción del edema y el dolor, restauración de la mano).

    ¿Qué es un moretón?

    Un hematoma se denomina daño cerrado a los tejidos u órganos como resultado del estrés mecánico. Dependiendo de la ubicación, el volumen y la profundidad de la ubicación de los tejidos dañados, las fuerzas de impacto, los moretones pueden tener diferentes manifestaciones. Por ejemplo, un hematoma bien conocido es una hemorragia debido a daños en los vasos sanguíneos. Los síntomas restantes también son familiares para muchos.

    Cómo identificar un dedo roto

    El diagnóstico oportuno de las fracturas de los dedos es importante, ya que la restauración de la función de la mano depende de la fusión adecuada de los huesos. El daño ocurre con mayor frecuencia con un trauma directo, cuando, debido a la contracción de los músculos interóseos, los fragmentos se desplazan en ángulo abierto hacia la parte posterior.

    Визуально перелом со смещением будет проявляться такими изменениями пальца:

    • деформацией и укорочением
    • выраженной припухлостью из-за отека,
    • подкожными кровоизлияниями.

    Обратите внимание que durante una fractura, durante la palpación del dedo, se determina una protuberancia ósea de la palma de la mano, la movilidad de los fragmentos y el dolor local. La extensión del dedo es difícil. La carga axial es dolorosa.

    Confirmación de diagnóstico

    Para averiguar el diagnóstico exacto, se realiza al paciente radiografía . Para una visualización clara de la línea de fractura y el desplazamiento de fragmentos, se requieren imágenes en tres proyecciones: anteroposterior, lateral, oblicua.

    En el caso de que la radiografía no sea informativa, el médico usa imágenes de resonancia computarizada o magnética. Si los métodos no están disponibles, se prescribe un examen repetido de rayos X después de 7-10 días.

    Para detectar una fractura de hueso lunar, una imagen en dos proyecciones es suficiente.

    IMPORTANTE Con un hematoma en la mano, faltan cambios en la radiografía.

    Diagnóstico de daños en los dedos de los pies

    En las lesiones de las extremidades inferiores, las partes sobresalientes se dañan con mayor frecuencia, el primer y el segundo dedo, ya que están menos protegidos de las influencias externas y se diagnostican principalmente lesiones indirectas.

    Una fractura a menudo permanece sin diagnosticar, porque sus síntomas son similares a los de un pie magullado. Como los dedos de los pies no llevan una carga tan funcional como las manos, es posible que el paciente no vaya al médico con la esperanza de autocurarse.

    El papel principal pertenece a Examen de rayos X . Pero incluso con el acceso oportuno a un médico, son posibles errores de diagnóstico. Un examen objetivo (examen, palpación) a veces permanece fracturas no reconocidas de los huesos sesamoideos (estructuras de pequeño tamaño, ubicadas en el grosor de los tendones). A menudo, el diagnóstico correcto se realiza cuando se encuentra la médula ósea en el área de la lesión en la imagen.

    REFERENCIA Métodos de diagnóstico adicionales para lesiones en los pies: Resonancia magnética computada y magnética.

    Contusión característica

    El trauma directo de los dedos de los pies sin cambiar su posición y la violación de la estructura se llama un moretón . En este caso, los cambios se diagnostican:

    • hinchazón de uno o más dedos,
    • limitación de movimiento debido a la hinchazón,
    • abrasiones, rasguños en el pie,
    • dolor en el sitio del impacto.

    Como resultado del síndrome de dolor, aparece cojera, el paciente no puede usar los zapatos habituales. Para evitar la deformación ósea y reducir el tiempo de rehabilitación después de un dedo magullado, se recomienda su uso.

    ¡Presta atención! Con un hematoma, el rango de movimiento del dedo se reduce, pero su posición es típica. Al sondear, no se determina el desplazamiento patológico de fragmentos y el crujido. La presión axial no causa dolor intenso. La hinchazón aumenta gradualmente y disminuye en unos pocos días.

    Cómo reconocer una fractura - síntomas

    Los signos característicos de una fractura de dedo del pie inmediatamente después de una lesión incluyen:

    • edema severo, que creciendo rápido ,
    • decoloración de la piel, desde enrojecimiento hasta cianosis,
    • dolor agudo durante la palpación en la zona de fractura, presión desde arriba sobre la almohada pequeña, flexión pasiva y extensión de la línea,
    • La formación de un hematoma en la superficie lateral o posterior.

    Dado que las fracturas de los dedos de los pies a menudo están cerradas, los fragmentos óseos no se mueven. Pero si esto ocurre debido al tirón de los músculos extensores, el dedo toma posición antinatural. La fractura no diagnosticada a tiempo conduce al desarrollo de complicaciones, que se manifiesta por infección del lecho ungueal dañado, necrosis de la piel.

    IMPORTANTE En caso de adhesión inadecuada de fragmentos, el paciente experimenta dolor constante, cojea, transfiere el soporte del cuerpo al talón.

    Video util

    El video proporciona información sobre la estructura del cepillo, los síntomas y las tácticas de acción para una fractura del escafoides (muñeca).

    Todos en cualquier momento, bajo ciertas circunstancias, pueden lesionarse, tanto un adulto como un niño pequeño. Y no hay mucha diferencia en lo que está haciendo en este momento: batir récords deportivos, caminar por un corredor resbaladizo o jugar en el patio con amigos. No es necesario lastimarse mucho, incluso un movimiento fallido puede terminar en mal estado. Usted puede:

    • rebotar o saltar de un objeto alto
    • resbalar en hielo o en un piso húmedo
    • mete el pie involuntariamente o golpea una superficie dura,
    • Hazte miembro del accidente.

    Por lo tanto, la información sobre las acciones correctas para las lesiones debe conocerse y contarse al respecto a los niños.

    Las consecuencias graves con complicaciones pueden ocultarse bajo cualquier trauma acompañado de sensaciones dolorosas, hematomas y limitaciones de movilidad.

    ¿Cómo distinguir un moretón normal de una lesión más grave? Ya debe tener esta información cuando haya recibido el daño usted mismo o si se ha convertido en testigo de un accidente por acciones correctas durante los primeros auxilios, de los cuales depende un mayor bienestar y preservación de la actividad física.

    Moretones y sus síntomas, primeros auxilios

    ¿Qué es un moretón tan familiar para nosotros desde la infancia: abrasiones en las rodillas, golpes en la frente, moretones y rasguños en la piel?

    Este es un trauma, cuyas consecuencias son daños a los tejidos blandos con la probabilidad de involucrarse en el proceso de los órganos internos con la preservación de todas sus funciones necesarias.

    Los principales síntomas de hematomas se pueden distinguir:

    1. Hinchazón del tejido en el sitio del daño.
    2. Hemorragia subcutánea menor.
    3. Preservación de las habilidades motoras.

    Hay casos excepcionales especialmente graves cuando el hematoma se acompaña de síntomas más graves.

    Si el dolor es difícil de soportar, entonces es necesario dar un remedio que lo alivie, y si ocurre un sangrado, es necesario detenerlo con un torniquete casero, arrastrando una extremidad justo por encima del área lesionada.

    Está estrictamente prohibido masajear el área dañada, ya que las fracturas óseas pueden cambiar durante una fractura, lo que, a su vez, puede causar daño interno a los sistemas circulatorio, nervioso, muscular y ligamentoso.

    Cómo distinguir lesiones

    Después de la lesión, cualquier persona espera un curso favorable. Pero sucede cualquier cosa, por lo que es importante distinguir lesiones complejas de contusiones menores comunes.

    La respuesta a la pregunta: "¿Cómo distinguir una fractura de un hematoma?" En realidad, no es tan complicado como parece. Hay varias características principales que facilitan esta tarea:

    1. Si se produce una fractura, el dolor aumenta con cada hora que pasa. Con un hematoma, finalmente desaparece por completo.
    2. Como resultado de la fractura, la hinchazón aparece gradualmente, con un hematoma, inmediatamente.
    3. Quedan heridas rotas por la fractura, un hematoma o una protuberancia por el hematoma,
    4. Si se produce una fractura, la actividad funcional se ve significativamente afectada. Un hematoma no va acompañado de una deficiencia motora tan grave.
    5. La fractura con desplazamiento se acompaña de deformación externa, que no se observa con un hematoma.

    Para averiguar exactamente qué le sucedió a la persona como resultado de una lesión, un hematoma o una fractura, puede realizar un pequeño examen por su cuenta. Al lesionar las extremidades inferiores o superiores, debe pedirle a la víctima que se apoye ligeramente sobre ella, mientras presiona ligeramente el área lesionada a lo largo del hueso. Si se produce dolor agudo, se puede decir con casi un 100% de certeza de que se ha producido una fractura.

    El traumatólogo realizará el diagnóstico más preciso, que descubrirá qué tipo de lesión es una fractura o un hematoma, después de un examen completo y un examen de rayos X.

    Los primeros auxilios para contusiones y fracturas, a pesar de la diferencia en los síntomas, deben realizarse necesariamente de acuerdo con el esquema clásico con pequeñas correcciones para la complejidad de la lesión. Esto es:

    • inmovilización de la víctima,
    • tratamiento de las áreas afectadas de la piel con preparaciones que contienen alcohol,
    • tomando medicamentos que pueden aliviar el dolor,
    • fijación de una extremidad lesionada.

    La necesidad de asistencia médica.

    Vivimos en una época iluminada y nosotros mismos sabemos mucho, incluso nos comprometemos a distinguir dónde es grave la lesión y dónde es posible tratarla en casa.

    Pero no siempre necesita confiar en su propio conocimiento, es muy importante que no se pierda un daño grave. Por lo tanto, la víctima debe ser llevada al hospital si:

    • se cayó desde una altura
    • lesionados: cabeza, tórax, columna vertebral, cavidad abdominal,
    • aumento de dolor e hinchazón
    • se escuchó un crujido en el momento de la lesión,
    • una herida sangrante formada en el sitio de la lesión,
    • el hematoma no se vuelve amarillo, sino que adquiere un color rojo oscuro,
    • la piel en la superficie se calienta
    • la sensibilidad desaparece
    • pérdida de conciencia
    • se altera el ritmo cardíaco
    • aparece dificultad para respirar
    • hay una desaparición de las funciones motoras,
    • La micción se retrasa.

    El verano es un momento para los niños y las vacaciones para los adultos, pero también es un momento para las lesiones. Los niños corren, andan en bicicleta, andan en patineta, patinan y a menudo se caen. Muy a menudo, ¿ni los niños ni los adultos saben cómo determinar la fractura de una persona como un hematoma o dislocación? Conociendo los signos de una fractura, puede determinar fácilmente qué le sucedió a la persona y cómo proceder. Pero antes de eso, vale la pena recordar que las fracturas son abiertas (una de las más peligrosas junto con una fractura de la columna vertebral), cerradas, con un desplazamiento del hueso, martilladas cuando el hueso se rompe y entra en sí mismo y la compresión, que ocurre cuando se cae desde una altura.

    Fractura de brazo

    Para averiguar cómo determinar un brazo roto, debe observar los signos generales de una fractura y determinar si una persona tiene una fractura o un hematoma. Si la fractura está abierta (hay sangrado abundante), no puede dudar, debe proporcionar ayuda profesional de inmediato, ya que en este caso se trata de la vida y la muerte.

    Fractura de pierna

    Si no sabe cómo determinar una fractura de pierna, entonces si ve una extremidad doblada de forma antinatural, entonces esta es una fractura pura. Además, no se olvide del dolor insoportable que la víctima experimenta con una fractura. Intenta dar un paso con la pierna lesionada y no puede hacerlo con una fractura. Mover una pierna rota también es muy difícil y doloroso.

    Me gustaría agregar que siempre se conoce una fractura abierta: sangrado, una herida desde la cual se ve un hueso. Una fractura cerrada es más difícil, pero siempre busque la ayuda de cirujanos incluso si no está seguro de si tiene una fractura o no, y brinde primeros auxilios como si tuviera una fractura.

    Lo primero que debe hacer en caso de una fractura es detener el sangrado aplicando un torniquete, si la fractura está abierta, anestesiar con tabletas espasmolíticas, inmovilizar la extremidad rota, dar agua, refugio, ya que la víctima estará fría. Y lo más importante, llame inmediatamente a una ambulancia.

    Primeros auxilios:

    • Descanse sobre la parte lesionada del cuerpo, su posición elevada (levante la extremidad, recuéstese en el lado opuesto, etc.)
    • Apósito a presión
    • El primer día: aplicar frío (para la prevención de hematomas). Las burbujas de hielo deben eliminarse periódicamente para no dañar los vasos sanguíneos a bajas temperaturas. Es mejor aplicar inmediatamente vendaje de presión durante 25-30 minutos, luego cada 2-3 horas, aplicar durante 10-15 minutos.
    • En caso de dolor intenso, hinchazón, hematomas grandes, se recomienda consultar a un médico. Puede ser necesaria la supervisión de un especialista con hematomas en la cabeza, órganos internos y otras ubicaciones peligrosas.
    • No es necesario frotar el lugar del hematoma y calentarlo en los primeros dos días (después de 48 horas puede calentarlo)
    • Es importante recordar que los primeros auxilios para fracturas y contusiones, dislocaciones y esguinces son absolutamente idénticos: descanso, frío, anestesia.

    Asistencia medica:

    • La fisioterapia y el bloqueo de novocaína para el alivio del dolor se pueden recetar en la institución médica.
    • Tratamiento quirúrgico para lesiones graves: perforación de la piel y bombeo de sangre de hematomas grandes, limpieza de la cavidad articular del líquido, introducción de antibióticos.

    ¿Qué es estirar?

    El daño causado por la tracción, y no acompañado de una violación de la integridad de los tejidos, se llama estiramiento. Los tendones, ligamentos y músculos sufren, es decir, las partes elásticas del cuerpo. Los tejidos generalmente están dañados en el área de las articulaciones.

    Signos de un esguince:

    • Dolor en el sitio de la lesión (especialmente con el movimiento que sigue al mecanismo de la lesión)
    • Hinchazón
    • A veces, una pequeña hemorragia (hematoma, ver)
    • Restricción de la función de la parte dañada del cuerpo.

    Primeros auxilios:

    • Descanso y elevación de la extremidad.
    • Frío en el sitio de la lesión (como con hematomas)
    • Vendaje de bloqueo en la articulación (vendaje elástico)
    • Con dolor intenso, hinchazón y empeoramiento de la condición, consulte a un médico. Las lesiones más graves tienen síntomas similares: la ruptura de ligamentos, por ejemplo, a menudo requiere tratamiento quirúrgico. Además, puede ser difícil entender si un esguince o fractura causó tal dinámica.
    • No es necesario frotar y calentar el lugar del daño durante los primeros 2 días.

    Asistencia medica:

    • Alivio del dolor si es necesario.
    • Fisioterapia después de que el dolor disminuya
    • Tratamiento suave para las partes dañadas del cuerpo.
    • La recuperación de la discapacidad generalmente ocurre después de 1-4 semanas

    ¿Qué es una dislocación?

    La dislocación es una separación persistente de las superficies de la articulación, normalmente adyacentes entre sí. Usualmente ocurre como resultado de estrés mecánico (más a menudo en hombres de mediana edad). Si las superficies articulares no están completamente desconectadas, este fenómeno se llama subluxación. Sus signos son similares a una dislocación completa.

    Tratamiento de luxación

    Intentar curar una dislocación de la casa con cataplasmas, lociones, compresas es una tarea muy peligrosa. El médico podrá corregir una nueva dislocación (hasta tres días) mucho más fácil que una crónica, por lo que cada minuto después de la lesión es costoso. En cualquier caso, es imposible corregir la dislocación de forma independiente, ya que es posible agravar la situación rasgando los ligamentos, los músculos e incluso rompiendo el hueso. Lo único que se puede hacer es proporcionar la máxima paz a la persona lesionada, aplicar frío y llamar a una ambulancia, o llegar rápidamente a la sala de emergencias.

    Cómo distinguir fracturas de contusiones

    La tarea principal de un traumatólogo o cirujano es determinar el tipo de lesión recibida por el paciente. Típicamente, las medidas de diagnóstico incluyen una inspección visual del sitio del daño y una radiografía. En el caso de que sea imposible obtener una cita rápida con un médico, es útil un método llamado síndrome de carga axial. Con él, puede averiguar qué tipo de lesión recibió una persona.

    Si el hueso está dañado, su capa externa, llamada periostio, también sufre. El hueso en sí no contiene receptores de dolor, pero se encuentran en grandes cantidades en el periostio.

    Para determinar el tipo de lesión, es necesario crear presión sobre la extremidad lesionada en la dirección longitudinal.

    Por ejemplo, si alguno

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send